Pollo Korma con arroz pilaf al azafrán


Pollo Korma con arroz pilaf al azafrán

Pollo Korma con arroz pilaf al azafrán

Korma es una salsa de curry cremosa y suave, perfecta para los que no nos gusta demasiado el picante. Junto con la tikka masala, es la que más me gusta. Descubrí esta salsa hace años, de la mano del famoso Sr. Patak, como decíamos en casa, ya que era la marca del frasco.  Con el tiempo, comencé a leer libros sobre comida india, me pasaron recetas familiares como esta, me lié el sari a la cabeza y me empecé a aficionar a hacer mis pinitos en la cocina india, pero eso sí, modo cobarde ON porque no resisto el sabor picante.

Hace pocos meses recibí una master class de la mano de nuestro amigo Juan, que me enseñó el fabuloso truco de incorporar manzana rallada al sofrito de su curry de cordero para aprovechar las propiedades espesantes de la pectina que ésta contiene.  Además, hace un par de fines de semana estuve leyendo un libro de cocina india vegetariana y descubrí cómo espesan las salsas en India, con una pasta de frutos secos grasos, principalmente, anacardos, cacahuete o almendra. Decidí probar y quedé maravillada de los resultados.  Y esto, por supuesto, hay que compartirlo, así que ¡vámonos a Bollywood por un día! Sigue leyendo

Anuncios

Wok de pollo y gambas


Wok de pollo y gambas.

Wok de pollo y gambas.

Sin tonterías, ni ingredientes raros o difíciles de conseguir.  Así es como cocinaremos nuestro plato de hoy.  Quiero redimirme porque muchos de vosotros me comentáis que no encontráis algunos ingredientes que uso en mis recetas. Realmente suelo comprar todo en un hipermercado muy conocido, a lo sumo, en alguna tienda de productos asiáticos o latinos, pero entiendo que no todos las tenemos a mano y es esencial para una cocina sostenible utilizar tanto productos del mercado de nuestro entorno, como utilizar al máximo lo que tenemos en nuestra despensa.

Este es el espíritu de un wok casero.  La receta de este plato será siempre una aproximación, es decir, que lo fundamental es que utilicemos los productos frescos que tengamos en la nevera. Es un plato que se cocina muy rápido, en tan apenas 8-10 minutos.  Lo verdaderamente fundamental a la hora de hacer un wok es la organización.  Debes tener todos los ingredientes cortados y listos para añadir al wok caliente.

Además, vais a ver cómo hacemos cierto el milagro de Jesús de multiplicar los panes y los peces.  Con esta receta, que no lleva más allá de 600 g de verduras y 450 g de carne podemos servir abundantemente ¡nada menos que a seis comensales! Os dibujo una situación típica: vienen amigos a tomar un café que se va alargando y ves que se hace la hora de cenar.  En vez de recurrir al típico embutido y laterío, vamos a sorprender a nuestros amigos con una cena sorprendente. ¿Y si les invitamos a pasar a la cocina y cocinarse sus propios noodles? Sigue leyendo

¡Caldito seas!


¡Caldito seas!

¡Caldito seas!

“Esto es lo que le dice un pollito a otro pollito cuando le quiere maldecir”.  Este viejo chiste infantil me arranca una sonrisa cada vez que lo recuerdo.  Sabéis que cada familia tiene sus palabras secretas (nosotros tenemos muchas, jeje), que sólo se usan dentro de la intimidad familiar y que fuera, muchas veces no tienen sentido, amén de que nos daría una vergüenza terrible compartirlas.  Pues este es el caso de caldito seas, porque así le llamamos nosotros a la sopita caliente de las noches de frío invierno.

Es una receta muy importante, porque es una receta de aprovechamiento absoluta. La mejor manera de llamarla es Ecosopa si además de asegurarnos de no tirar nada que sea nutricionalmente aprovechable a la basura, nos cercioramos de que los alimentos procedan de crianza o cultivos ecológicos.  Esto es una cocina sostenible y responsable, tanto desde el punto de vista de la economía, como de la calidad.  En los tiempos que corren, debería ser uno de nuestros objetivos al ponernos el delantal. Por nosotros y por nuestro entorno. Sigue leyendo

Coronation Chicken.


Coronation Chicken.

Coronation Chicken.

Vivimos una semana histórica. En la misma semana veremos abdicar al Rey Juan Carlos I, indiscutible artífice de la etapa de la democracia de este país y veremos también cómo le sucede su hijo, Felipe VI, que será, a sus 46 años, el rey de la generación EGB (de pequeña, yo estaba convencida de que me casaría con él, ja ja), dentro de una España que no acaba de salir de la crisis económica, convulsa por disputas nacionalistas y saqueada por la corrupción de las últimas décadas. Un gran reto para un Jefe de Estado al que se le solicita, además, la validación de su posición ante las urnas.

La receta que hoy compartiremos me gusta por varias razones. La primera, por el nombre, porque en su traducción se puede jugar con las palabras. Los más monárquicos la entenderán como un homenaje, pollo de la coronación, y los que son republicanos y anti-monárquicos, pueden bromear con el pollo coronado J. Una receta real para todos los españoles. Hablando en serio ahora, reconozco que lo que más me gusta de esta coronación es su carácter laico (ya era hora de dar al Cesar lo que es del César…) y que se esté planteando un acto austero, acorde con los tiempos en los que vivimos.

Os contaré también que esta receta fue ideada por la chef de Cordon Bleu, Rosemary Hume con motivo de la coronación de Isabel II en junio de 1952. Eran tiempos de postguerra en el Reino Unido y se eligió esta receta por ser una propuesta fácil y económicamente asequible a lo largo y ancho del país. La receta, que tenía vocación popular, se publicó en la prensa días antes de la coronación para que los británicos pudieran sentarse frente a la televisión a celebrar todos juntos la coronación de su reina. Todo un ejemplo de unidad patriota, ¿verdad? Pienso que a este país nos falta encontrar un motivo común para sentirnos unidos como patria, sí, sin ideas políticas asociadas, como en el resto del mundo, para sentir el el orgullo de pertenecer a una gran nación, sin más. Quede desde aquí mis deseos de un buen reinado para Felipe VI.

¡Hala! Y ahora, dejemos de filosofar y vamos a cocinar este clásico de la cocina británica. Sigue leyendo

Team Cooking. Una paella de campeonato.


Team Cooking. Una paella de campeonato.

Team Cooking. Una paella de campeonato.

Santa Teresa de Calcuta dijo una vez: “Yo hago lo que tú no puedes hacer y tú haces lo que yo no puedo hacer. Juntos haremos cosas extraordinarias”. Encontré esta frase intentando inspirarme en este post y creo que no podría haber encontrado otra mejor para definir un equipo de trabajo. Provenientes de áreas muy distintas, muchos nos acabamos de conocer y hemos ido descubriendo como encajar nuestros roles como las piezas de puzle que conectan entre sí.

Nuestros responsables pensaron que una actividad de equipo nos ayudaría a relacionarnos y nos ayudaría a afianzar el sentimiento de unidad nos hará crecer como grupo. Y, para mí, no pudieron elegir una mejor… Cocinar en equipo. La actividad tuvo dos partes. La primera consistió en formar 5 mini equipos y pasar la mañana en una gymkana para obtener los ingredientes necesarios para la segunda parte: Cocinar la mejor paella. Y nos pusimos manos a la obra.

Tras un duro desempate entre tres de los equipos, nuestra paella resultó la ganadora. Os dejo unas fotos de recuerdo de este día tan entrañable.

Y esta es la parte que me ha parecido interesante compartir con vosotros. ¿Cómo se hace una paella digna con recursos mínimos? El secreto está en el sofrito, en concreto, en el orden en el que se incorporan en él los ingredientes. También, observar algunas “reglas de oro” que ya hemos compartido en otro post. Vamos con la receta: Sigue leyendo

Pastel Azteca


Pastel Azteca.

Pastel Azteca.

El recetario Mañoso de este mes versa sobre el pollo y la gallina y cómo me alegré al leerlo, ya que me ha permitido hacer esta segunda aportación que ha esperado largamente en mi cajón de ideas. La ví hace más o menos un año en un recetario de cocina mexicana y me enamoré a primera vista.  Espero que a vosotros os pase lo mismo, aunque he de advertiros de que la receta, aunque no es difícil, resulta algo laboriosa si, como yo, partís de cero y elaboráis todos los ingredientes. Por ejemplo, las tortillas se pueden comprar hechas, pero si mi madre me ve hacer eso, me tira de las orejas. La salsa de tomate, la puedes hacer con antelación, pero no te aconsejo que la compres hecha, porque no tiene color… A mí ya me ha puesto un 10 mi madre. ¿qué nota os pondrán a vosotros? Sigue leyendo

Salteado de pollo a la lyonesa. Evocando al Titanic


Salteado de pollo a la lyonesa. Recordando al Titanic.

Salteado de pollo a la lyonesa. Recordando al Titanic.

El pollo es para todos nosotros un alimento tan popular y cotidiano, que lo descartamos de las grandes ocasiones, pero quiero contaros que en la historia no siempre tuvo esta consideración. El pollo alimentó a media humanidad desde tiempos prehistóricos, pero durante la oscuridad de la Edad Media en Europa, era considerado un alimento señorial que únicamente se servía en palacios y cortes feudales. Fue llevado por Cristobal Colón en sus carabelas al Nuevo Mundo y durante el Siglo de Oro se consumía por las clases medias en grandes ocasiones Durante el siglo XIX tuvo una época dorada, de la mano de la escuela de cocina Le Cordon Bleu de París. De la mano del chef Auguste Escoffier.

Cartel publicitario del Titanic, 1912.

Cartel publicitario del Titanic, 1912.

Este chef mediático de principios del siglo XX fue el encargado de idear el menú de la receta con la historia que hoy os traigo y con la que colaboramos en el Recetario Mañoso de este mes. Escoffier confeccionó el menú del RMS Titanic, trágicamente hundido el 15 de abril de 1912, durante su viaje inaugural. Se conservan unas pocas copias del menú que se sirvió en primera clase y como veréis en la imagen, dentro de los fastuosos 19 platos que se sirvieron estaba esta receta de pollo.

Menú de la cena del 14 de abril de 1912 abordo del Titanic.

Menú de la cena del 14 de abril de 1912 abordo del Titanic.

Sigue leyendo