Arroz negro


Arroz negro

Arroz negro

Silencio. Es todo lo que me ha salido este tiempo cuando me ponía a escribir. Es una sensación extraña cuando tienes mil temas rodando en la cabeza, quieres expresar cosas y no salen. Pero me he propuesto que el fundido en negro se acabe hoy y volver a retomar mi rutina de contactar con vosotros a través de estas líneas, que os echo mucho de menos. Sigue leyendo

Pollo Korma con arroz pilaf al azafrán


Pollo Korma con arroz pilaf al azafrán

Pollo Korma con arroz pilaf al azafrán

Korma es una salsa de curry cremosa y suave, perfecta para los que no nos gusta demasiado el picante. Junto con la tikka masala, es la que más me gusta. Descubrí esta salsa hace años, de la mano del famoso Sr. Patak, como decíamos en casa, ya que era la marca del frasco.  Con el tiempo, comencé a leer libros sobre comida india, me pasaron recetas familiares como esta, me lié el sari a la cabeza y me empecé a aficionar a hacer mis pinitos en la cocina india, pero eso sí, modo cobarde ON porque no resisto el sabor picante.

Hace pocos meses recibí una master class de la mano de nuestro amigo Juan, que me enseñó el fabuloso truco de incorporar manzana rallada al sofrito de su curry de cordero para aprovechar las propiedades espesantes de la pectina que ésta contiene.  Además, hace un par de fines de semana estuve leyendo un libro de cocina india vegetariana y descubrí cómo espesan las salsas en India, con una pasta de frutos secos grasos, principalmente, anacardos, cacahuete o almendra. Decidí probar y quedé maravillada de los resultados.  Y esto, por supuesto, hay que compartirlo, así que ¡vámonos a Bollywood por un día! Sigue leyendo

Wok de pollo y gambas


Wok de pollo y gambas.

Wok de pollo y gambas.

Sin tonterías, ni ingredientes raros o difíciles de conseguir.  Así es como cocinaremos nuestro plato de hoy.  Quiero redimirme porque muchos de vosotros me comentáis que no encontráis algunos ingredientes que uso en mis recetas. Realmente suelo comprar todo en un hipermercado muy conocido, a lo sumo, en alguna tienda de productos asiáticos o latinos, pero entiendo que no todos las tenemos a mano y es esencial para una cocina sostenible utilizar tanto productos del mercado de nuestro entorno, como utilizar al máximo lo que tenemos en nuestra despensa.

Este es el espíritu de un wok casero.  La receta de este plato será siempre una aproximación, es decir, que lo fundamental es que utilicemos los productos frescos que tengamos en la nevera. Es un plato que se cocina muy rápido, en tan apenas 8-10 minutos.  Lo verdaderamente fundamental a la hora de hacer un wok es la organización.  Debes tener todos los ingredientes cortados y listos para añadir al wok caliente.

Además, vais a ver cómo hacemos cierto el milagro de Jesús de multiplicar los panes y los peces.  Con esta receta, que no lleva más allá de 600 g de verduras y 450 g de carne podemos servir abundantemente ¡nada menos que a seis comensales! Os dibujo una situación típica: vienen amigos a tomar un café que se va alargando y ves que se hace la hora de cenar.  En vez de recurrir al típico embutido y laterío, vamos a sorprender a nuestros amigos con una cena sorprendente. ¿Y si les invitamos a pasar a la cocina y cocinarse sus propios noodles? Sigue leyendo