Mug cake On-the-go


Preparado casero para mug cake.

Preparado casero para mug cake.

Este pastel en una taza no necesita ya mucha presentación, hay miles de recetas circulando por la red.  La idea de un mug cake es disfrutar de un pastel cuando no tenemos tiempo o muchas ganas de ponernos a hacer un pastel con el tiempo y la de cacharros que se manchan.  O sea, es un “¡lo quiero y lo quiero ya!”.  Vi esta receta hace pocos días en un precioso blog que sigo que se llama Manzana y Canela y la verdad es que me llamó la atención el hecho de que fuese un preparado como los comerciales y que no precisase huevo (francamente, un huevo para una ración de pastel me parece excesivo).  Siendo un preparado, no sólo nos facilita la vida a la hora de la preparación del pastel, ya que no hay que ponerse a sacar, ni a pesar ingredientes, sino que nos facilita enormemente el hacerlo portable.  Mucha gente tiene necesidad de tomar un snack en algún momento del día y puede que (si estás en una oficina fuera de la ciudad, como yo) no tengas muchas alternativas para encontrar un alimento sano si no lo tienes a mano.  Así que tener este preparado casero y sano reservado, puede ayudarnos con la energía necesaria para superar una mañana o una tarde duras.  ¡Isabel, esta receta va por ti, mi compañera y seguidora más especial!

Como os digo, si  bien la receta de Montes me encantó, tenía que hacerle algunas modificaciones para transformarla en un verdadero snack “para llevar” y también para adaptarla a mi gusto (no me gusta tanto el chocolate negro).  Le he añadido leche en polvo para que sólo haga falta añadir agua y dos cucharaditas de aceite (un poquito del que te sobre de aliñar la ensalada de tu tupper). Hoy día, en casi todas las oficinas hay un microondas, así que, no renunciemos a un capricho dulce, nos ayudará a mantenernos más despiertos y concentrarnos más en esos ratos difíciles.  Además, la preparación no puede ser más fácil, en un minuto lo tendrás listo.  ¡Ah, se me olvidaba, si puedes, usa una cuchara de medida estándar. Sigue leyendo

Anuncios

Pato con peras


Pato con peras.

Pato con peras.

Conocí este guiso típico catalán hará unos seis años y me enamoré de él perdidamente. De hecho, fue uno de los primeros platos que anoté en mi lista de propuestas al iniciar mi andadura en el blog. Antes de iniciar un nuevo proyecto cada semana, procuro documentarme un poco sobre el origen de la receta y sus peculiaridades. Como el mundo de internet está lleno de manuales de cocina y variantes personales, también hago un análisis comparativo de cuál es la receta más auténtica, o la mejor variante, o incluso hago mis propias pruebas por si una personalización aportaría valor. Así nace un post en este blog. En el caso del pato con peras, o ánec amb peres, el objetivo era encontrar la receta madre tradicional, porque es un plato muy versionado. He encontrado desde versiones familiares hasta sofisticadas interpretaciones de autor.

Buscando, buscando, uno siempre encuentra joyas debajo de las piedras y yo he encontrado una fantástica. Resulta que un equipo de expertos de la Fundació Institut Catalá de la Cuina ha recopilado en un vasto trabajo de ocho años un inventario de 1.136 registros tipificando la cocina catalana y proponiéndola a la UNESCO como Patrimonio inmaterial de la humanidad. ¡Ahí es nada, los catalanes haciendo patria. Ojalá todas las comunidades autónomas difundiéramos nuestros recursos culturales de esta manera! Este libro, como os imaginaréis, ya forma parte de mi lista de deseos para el próximo año, pero mientras no lo tenga en mi estantería, puedo consultar las recetas en este buscador que han incorporado a su web. Está en catalán, pero os invito a echarle una ojeada porque es una delicia. Sigue leyendo

Estofado de ciervo con calabaza, espinacas y granada


Estofado de ciervo con calabaza, espinacas y granada

Estofado de ciervo con calabaza, espinacas y granada

Más cocina de otoño. La primera vez que cociné ciervo en mi vida fue allá por 1994, hará unos 20 años. En aquella época se había puesto de rabiosa moda la caza, los restaurantes llenaron sus cartas de platos de caza, las mejores tiendas anunciaban que tenían carnes de caza disponibles como un valor añadido, salieron cantidad de productos que ahora son habituales como embutidos, patés, etc…

Fashionista gastronómica confesa que era una ya desde joven, me acababa de comprar un libro gordísimo sobre cocina de caza y quería quedar bien con un grupo de amigos a los que había convidado a comer. Estaría bien que si mis colegas de entonces leyeran estas Yo nunca había hecho un guiso tan elaborado y la verdad es que el resultado fue magnífico, teniendo en cuenta que por aquel entonces era una simple aprendiz de pinche. Quedé como una reina ante mis invitados, que siendo tan jóvenes como yo, cualquier cosa que se saliera de “a la plancha” o “a la vinagreta” ya nos parecía otro mundo.

Esto de escribir un blog recetario para disfrute de mi hija tiene sus ventajas, ya que me está haciendo recordar mis viejas recetas y renovarlas. En este caso, encontré la inspiración en la revista Cuina, que publicó en octubre un maravilloso especial dedicado a la cocina de esta temporada. He traducido la receta original, fabulosa con este toque de color de la granada. También la he modificado un poco, añadiendo una picada, también catalana, que le añade más carácter a la salsa. Sigue leyendo

Bundt Cake de Pale Ale y piña caramelizada


Bundt cake de pale ale y piña caramelizada.

Bundt cake de pale ale y piña caramelizada.

Hay que ver qué rápido pasa el tiempo, ha pasado ya un año volando y ya llegamos otra vez al National Bundt Cake Day, un día muy dulce para celebrar, lo mismo que un “no-cumpleaños” al más puro estilo de Lewis Carroll en Alicia en el país de las maravillas.

Este año puedo celebrar además que he aprendido alguna cosa de un mundo que para mí es desconocido hasta ahora: La cerveza. Confieso que no me gusta demasiado, pero quizás sea debido a mi propia ignorancia, porque que la cerveza es todo un mundo del que sólo conozco una pequeña parte.Hace un tiempo descubrí que la cerveza se usa en repostería y que aporta matices de sabor muy interesantes a las masas horneadas. En concreto, para la receta que compartimos hoy he utilizado cerveza tipo Pale Ale.

Busqué consejo a varios expertos sobre qué marca elegir, entre ellos, Jaime de la Cervecería Alt Berlín y David de Cervezorium, quién me explicó que esta variedad de cerveza surgió de la necesidad de enviar cerveza en barco a los militares británicos afincados en las Colonias indias a finales del siglo XVIII y XIX. Con el fin de que la cerveza pudiese aguantar un trayecto tan largo, se le añadía lúpulo, una planta con un efecto antibiótico como agente estabilizador. Con el tiempo, los maestros cerveceros descubrieron que durante el viaje en barco se producía un proceso de envejecimiento y el lúpulo, con sabor amargo, confería a la cerveza un contrapunto al dulzor de la malta. Finalmente, siguiendo su consejo me decanté por una variedad artesana escocesa, la Dead Pony Club de BrewDog, que está inspirada en la Pale Ale americana de la costa del Pacífico, con intensos toques de aroma cítricos, florales y de frutas tropicales. Perfecto para combinar con este bundt cake de piña caramelizada. Sigue leyendo

American Corn Dogs


IMG_2909

American Corn Dogs

Este verano he estado en Port Aventura con mi familia. No sé qué tienen los parques de atracciones y las ferias que tienen un efecto “túnel del tiempo” en mí. En el momento en que entro en uno, me siento como una niña otra vez, entro en un estado de euforia fantástico y tengo ganas de correr, reír y subirme una y otra vez en todas las atracciones. Pasar el día en un parque de atracciones es genial, pero también tiene algún inconveniente, como la comida. Por lo general, la oferta de restauración de los parques temáticos y de atracciones se basa en comida rápida de calidad más baja que alta y a precio de restaurante con estrellas Michelin. ¿Qué ha sido de las manzanas caramelizadas, las patatas asadas rellenas y el algodón de azúcar a precios populares?

Luis

Luis en Halloweende Port Aventura , su fiesta preferida.

Como no se trata de denunciar el problema y no proponer soluciones, hoy os traigo una propuesta importada de los americanos, que tienen un master cum laude en ferias, parques temáticos y comida rápida. Se trata de una salchicha rebozada en una masa de pan de maíz que la envuelve Es una de las recetas preferidas de los niños en Estados Unidos y me consta que incluso se sirve en los colegios de Texas, ¿verdad Mónica? Es un plato calórico, es cierto. En primer lugar porque es frito, pero podemos trasformar esto y convertirlo en un alimento muy sano utilizando aceite de pepitas de uva para freírlo (ya os hablé de él aquí) , y asegurarnos de comprar salchichas de primera calidad, o salchichas de tofu para una versión vegetariana de la receta. Para mojarlos, podemos usar una salsa con base de yogur, mostaza o kétchup casero que pueden llegar a ser alimentos más sanos y ligeros que los industriales si los elaboramos equilibradamente. Mi ahijado Luis, que tiene 13 años y es fan incondicional de Port Aventura, se chupó los dedos con los corn dogs.

Además, los pequeños de casa también lo pasarán pipa ayudándonos a realizar los primeros pasos de esta receta porque es muy fácil. Eso sí, alejadlos lo más posible del aceite caliente para prevenir accidentes, que las quemaduras no son nada divertidas. ¿Nos vamos a montar a los caballitos? Sigue leyendo

Con la Zarpa en la masa. Galletas para perros


Galletas para perros

Galletas para perros

No hay otro post que me haya llegado al corazón como este. Llevaba meses ilusionada con este proyecto en la cabeza hasta que se lo comenté a mi amiga Isa, que es voluntaria de Zarpa, la protectora de animales de la que os hablaré hoy. Ella que tiene un terremoto en los pies, se puso enseguida en contacto con los responsables de Zarpa y aceptaron encantados nuestro reto de visitarlos con unas galletas caseras para los perros. Otra de mis amigas, Rosa Ardá de Velocidad Cuchara, aportó su granito de arena al proyecto cediéndonos una de sus recetas de galletas para perro que nos ha servido de inspiración para todas las recetas galletas que hemos preparado. Nos pusimos manos a la obra y así empezamos.

Cadena humana de fabricación de galletas para perros

Cadena humana de fabricación de galletas para perros

Zarpa está en Zaragoza y es una asociación sin ánimo de lucro que defiende valores como la responsabilidad con los animales, el rechazo absoluto a los malos tratos y oposición frontal al sacrificio animal.  Toda una declaración de principios que ponen en práctica en el refugio donde acogen a animales sin dueño, y sólo hay que ver a los perros, para darse cuenta de que estos perros gozan de calor humano y cuidados entre tanto son adoptados por dueños solidarios.  Esta asociación, sobretodo busca fomentar adopciones, pero tambien hay otras maneras de colaborar con ellos, como haciendo donaciones, desde utensilios que ya no necesitéis de vuestro perro, hasta alimentación para peludos y voluntariado.  Pero lo que más necesitan son adopciones. Hasta allí nos fuimos con todo este montón de galletas para darlos a conocer un poquito más a todos los amantes de los perros.

Como niños con la nariz pegada al escaparate de la pastelería. ¿A que sí?

Como niños con la nariz pegada al escaparate de la pastelería. ¿A que sí?

El voluntariado que llevamos a cabo este domingo consistió en jugar y sacar de paseo a un grupo de perros que viven en el refugio y regalarles además un cachito de nuestro cariño en cada galleta. Esto puede sonar a tópico, pero os diré que la recompensa nos la llevamos nosotros en cada  salto de alegría que dieron los perros y cada lametazo que recibimos.  Una de las cosas que más me llamó la atención del paseo fue la conexión que tenían los niños con los perros. Fue pura magia.  Me acordé muchas veces de cuando me comentan algunos amigos con hijos que no saben qué hacer un fin de semana con los niños más allá de pasear por un centro comercial.  Señores, aquí tienen una soberbia alternativa de ocio solidario que genera grandes dosis de generosidad, valores y diversión, mucha diversión.

Fue un día de pleno de emociones, sin duda, porque pudimos incluso ver a  José, responsable del refugio de Zarpa, en acción rescatando un perro perdido por la zona, al que, con nuestras galletas y mucha maestría, logró convencer para ponerle un collar y llevarlo al refugio  para lograr identificar al dueño del perro mediante su chip.  Si el dueño no se hiciera cargo del perro, Zarpa lo acogería.  Os dejo con las imagenes que no tienen precio.

José-y-rescate

 

Pero también os dejaré imagenes de los verdaderos protagonistas del día, los peludos que paseamos. No me digáis que no son preciosos.  Si alguno de vosotros está pensando en tener perro o conoce a alguien que quiera, por favor, no dudéis en contactar con Zarpa o cualquier protectora que tengáis en vuestra ciudad.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Y ahora sí, vamos con la elaboración de las galletas.  ¡Ponéos el delantal y a la cocina! Sigue leyendo

Conejo Almogávar, o al chocolate


Conejo almogávar.

Conejo almogávar.

No sé muy bien por qué esta receta típica aragonesa se llama así, a no ser porque su autor quisera dar un homenaje a los Almogávares,los aguerridos soldados aragoneses medievales que tuvieron un papel relevante durante la Reconquista. Porque el chocolate irrumpió no en nuestra gastronomía hasta varios siglos más tarde, tras el primer viaje de Cristóbal Colón y hasta el reinado de Carlos V no empezó a extenderse su popularidad en España. Sí que es cierto que Aragón  tuvo un papel relevante en la difusión del chocolate, ya que los monjes cistercienses del Monasterio de Piedra fueron los primeros en elaborar el chocolate en España en el siglo XVII.  Todo un misterio el nombre para un  plato excelente.

El conejo almogávar tiene como ingrediente el chocolate negro, que le aporta al plato un sabor exótico diferente.  La receta la saqué de El libro de oro de la cicina española, de Ed. Naranco, una vieja enciclopedia de cocina que mi madre coleccionó por fascículos durante años, cuando vivíamos en Costa Rica.  Fue el primer manual de cocina que tuve de niña y me la regaló cuando me casé para que acompañando mis pasos gastronómicos ¡Qué recuerdos! Sigue leyendo