¡Caldito seas!


¡Caldito seas!

¡Caldito seas!

“Esto es lo que le dice un pollito a otro pollito cuando le quiere maldecir”.  Este viejo chiste infantil me arranca una sonrisa cada vez que lo recuerdo.  Sabéis que cada familia tiene sus palabras secretas (nosotros tenemos muchas, jeje), que sólo se usan dentro de la intimidad familiar y que fuera, muchas veces no tienen sentido, amén de que nos daría una vergüenza terrible compartirlas.  Pues este es el caso de caldito seas, porque así le llamamos nosotros a la sopita caliente de las noches de frío invierno.

Es una receta muy importante, porque es una receta de aprovechamiento absoluta. La mejor manera de llamarla es Ecosopa si además de asegurarnos de no tirar nada que sea nutricionalmente aprovechable a la basura, nos cercioramos de que los alimentos procedan de crianza o cultivos ecológicos.  Esto es una cocina sostenible y responsable, tanto desde el punto de vista de la economía, como de la calidad.  En los tiempos que corren, debería ser uno de nuestros objetivos al ponernos el delantal. Por nosotros y por nuestro entorno. Sigue leyendo

Anuncios

Fabes con sepia


Fabes con sepia

Fabes con sepia

Hoy comeremos plato de cuchara, que hace mucho frío. Tenía muchas ganas de preparar un plato de fabes desde aquel viaje a Asturias y Galicia que hicimos hará un par de años con nuestra amiga Mónica.  Es que he de confesar que yo era de fabada de lata y garbanzos de bote, y no veáis lo que aluciné cuando probé la fabada de verdad. He descubierto que sólo es necesaria una mínima organización para poner en remojo las legumbres y la diferencia es notoria.  El coste también es significativamente menor, así que todo son ventajas.  Me enseñaron hace poco un truco para cocineros last minute como yo, y consiste en poner a remojo 12 horas toda la bolsa de legumbre a la vez. Una vez transcurrido el tiempo de remojo, lavamos y escurrimos, separamos la legumbre en las porciones que normalmente hagamos y congelamos ya remojadas el resto de porciones. Sigue leyendo

Cebolla caramelizada al Oporto


Cebolla caramelizada.

Cebolla caramelizada.

El proceso de oxidación del azúcar puede llegar a estar muy rico. ¿Qué no? ¿Y qué me decís de la cebolla caramelizada? Es una guarnición que aporta a los platos un toque sofisticado e interesante, pero que además es súper sencilla y barata de elaborar.

La receta tradicional de la cebolla caramelizada no lleva nada más que cebolla y aceite y a lo sumo, un poco de agua. Esta receta añade más sabor a la cebolla y le aporta un color un poco más oscuro. Una delicia para acompañar carnes, quesos, pimientos del piquillo… Me gustaría conocer qué usos le dais vosotros a esta menualidad. Sigue leyendo

Spaghetti Cake


Spaghetti Cake

Spaghetti Cake

Bueno, esto no es lo que parece… ¿O sí? Ya sabéis, es la clave de un trampantojo. O también, siendo prácticos, ¿quién dijo que un molde bundt de repostería no sirve también paraotro tipo de recetas saladas?

Esta es una receta que disfruté mucho durante su elaboración. Se puede hacer de manera rápida en un robot de cocina o en la Thermomix, pero yo esta vez decidí hacerlo como se hacen las cosas buenas, con buenos alimentos, juego de cuchillo y slow cooking. Había oído sobre esta receta americana y me sirvió de inspiración la que encontré en el blog Kayotic. Vosotros elegís el ritmo, pero os aseguro que el pastel os va a sorprender, porque es perfecto para llevar a esas cenas de amigos a las que nos invitan, o un buffet con niños. La pasta es un alimento sano y versátil que gusta a todo el mundo. Sigue leyendo

Team Cooking. Una paella de campeonato.


Team Cooking. Una paella de campeonato.

Team Cooking. Una paella de campeonato.

Santa Teresa de Calcuta dijo una vez: “Yo hago lo que tú no puedes hacer y tú haces lo que yo no puedo hacer. Juntos haremos cosas extraordinarias”. Encontré esta frase intentando inspirarme en este post y creo que no podría haber encontrado otra mejor para definir un equipo de trabajo. Provenientes de áreas muy distintas, muchos nos acabamos de conocer y hemos ido descubriendo como encajar nuestros roles como las piezas de puzle que conectan entre sí.

Nuestros responsables pensaron que una actividad de equipo nos ayudaría a relacionarnos y nos ayudaría a afianzar el sentimiento de unidad nos hará crecer como grupo. Y, para mí, no pudieron elegir una mejor… Cocinar en equipo. La actividad tuvo dos partes. La primera consistió en formar 5 mini equipos y pasar la mañana en una gymkana para obtener los ingredientes necesarios para la segunda parte: Cocinar la mejor paella. Y nos pusimos manos a la obra.

Tras un duro desempate entre tres de los equipos, nuestra paella resultó la ganadora. Os dejo unas fotos de recuerdo de este día tan entrañable.

Y esta es la parte que me ha parecido interesante compartir con vosotros. ¿Cómo se hace una paella digna con recursos mínimos? El secreto está en el sofrito, en concreto, en el orden en el que se incorporan en él los ingredientes. También, observar algunas “reglas de oro” que ya hemos compartido en otro post. Vamos con la receta: Sigue leyendo

Conejo Almogávar, o al chocolate


Conejo almogávar.

Conejo almogávar.

No sé muy bien por qué esta receta típica aragonesa se llama así, a no ser porque su autor quisera dar un homenaje a los Almogávares,los aguerridos soldados aragoneses medievales que tuvieron un papel relevante durante la Reconquista. Porque el chocolate irrumpió no en nuestra gastronomía hasta varios siglos más tarde, tras el primer viaje de Cristóbal Colón y hasta el reinado de Carlos V no empezó a extenderse su popularidad en España. Sí que es cierto que Aragón  tuvo un papel relevante en la difusión del chocolate, ya que los monjes cistercienses del Monasterio de Piedra fueron los primeros en elaborar el chocolate en España en el siglo XVII.  Todo un misterio el nombre para un  plato excelente.

El conejo almogávar tiene como ingrediente el chocolate negro, que le aporta al plato un sabor exótico diferente.  La receta la saqué de El libro de oro de la cicina española, de Ed. Naranco, una vieja enciclopedia de cocina que mi madre coleccionó por fascículos durante años, cuando vivíamos en Costa Rica.  Fue el primer manual de cocina que tuve de niña y me la regaló cuando me casé para que acompañando mis pasos gastronómicos ¡Qué recuerdos! Sigue leyendo

Pastel de berenjena vegetariano


Pastel de berenjena.

Pastel de berenjena.

Un día tu hija de dieciséis años te dice: – Mamá quiero ser vegetariana. Uff, la cabeza te empieza a dar vueltas y se te llena de fantasmas. Después de volver en mí tras la noticia, conseguí convencerla de que esperara un tiempo más para terminar el desarrollo, no fuera a afectarle en el crecimiento. Otra condición que le puse fue que había que pasar por el médico para informarnos. La doctora me quitó el miedo y nos aconsejó que para volverse vegetariano era necesario pasar por un período de transición para adaptar al organismo en el que íbamos eliminando las carnes y pescados de su dieta poco a poco, en nuestro caso, durante algo más de un año. Llegó el día V y como madre tuve que reinventarme para alimentar a mi vegetariana de manera sana y creativa.

Ponchi

Ponchi

Según el propio criterio de mi hija, lo importante es no olvidarse de donde vienen los nutrientes. También hay que innovar en los alimentos a través de los que obtenemos las proteínas, ya que debemos sustituir las proteínas animales por proteínas de calidad del mundo vegetal. Alimentos como el queso, los huevos, los frutos secos, las legumbres y los cereales tienen que rellenar la pirámide nutricional debidamente. Es preciso acompañar las proteínas con hortalizas y verduras de calidad, como la que hoy es la protagonista de nuestra receta, la berenjena. Este pastel es el plato favorito de Laurita y es además el tema del mes en el Recetario Mañoso para el que colaboramos de nuevo hoy. Sigue leyendo