Mermelada de fresas al punto de sal


Mermelada de fresas al punto de sal

Mermelada de fresas al punto de sal

Tenía otros planes ayer para la receta de la semana de San Valentín (mis compis de la oficina lo saben), pero no me ha acompañado ni el sol, ni el tiempo, así que he tenido que re-planificar la receta.  Aprovechando el dulzor de la festividad, el color rojo y que el Pisuerga pasa por Valladolid, hoy hablaremos de mermeladas, je, je.  ¡Sí, a veces, soy así de romántica!

Hace días que tengo pendiente hablaros de las mermeladas como un proceso y también contaros mi experiencia de años haciendo mermeladas, porque como en todo, he ido adquiriendo con el tiempo, con lecturas, comprando mermeladas por donde quiera que viajo, aprendiendo recetas de otros expertos, etc…  La mermelada de hoy, de fresas al punto de sal, es uno de los ejemplos de ello porque reúne todos los trucos que he ido poco a poco incorporando a mi receta. Sigue leyendo

Anuncios

Wok de pollo y gambas


Wok de pollo y gambas.

Wok de pollo y gambas.

Sin tonterías, ni ingredientes raros o difíciles de conseguir.  Así es como cocinaremos nuestro plato de hoy.  Quiero redimirme porque muchos de vosotros me comentáis que no encontráis algunos ingredientes que uso en mis recetas. Realmente suelo comprar todo en un hipermercado muy conocido, a lo sumo, en alguna tienda de productos asiáticos o latinos, pero entiendo que no todos las tenemos a mano y es esencial para una cocina sostenible utilizar tanto productos del mercado de nuestro entorno, como utilizar al máximo lo que tenemos en nuestra despensa.

Este es el espíritu de un wok casero.  La receta de este plato será siempre una aproximación, es decir, que lo fundamental es que utilicemos los productos frescos que tengamos en la nevera. Es un plato que se cocina muy rápido, en tan apenas 8-10 minutos.  Lo verdaderamente fundamental a la hora de hacer un wok es la organización.  Debes tener todos los ingredientes cortados y listos para añadir al wok caliente.

Además, vais a ver cómo hacemos cierto el milagro de Jesús de multiplicar los panes y los peces.  Con esta receta, que no lleva más allá de 600 g de verduras y 450 g de carne podemos servir abundantemente ¡nada menos que a seis comensales! Os dibujo una situación típica: vienen amigos a tomar un café que se va alargando y ves que se hace la hora de cenar.  En vez de recurrir al típico embutido y laterío, vamos a sorprender a nuestros amigos con una cena sorprendente. ¿Y si les invitamos a pasar a la cocina y cocinarse sus propios noodles? Sigue leyendo

Bundt Cake de Pale Ale y piña caramelizada


Bundt cake de pale ale y piña caramelizada.

Bundt cake de pale ale y piña caramelizada.

Hay que ver qué rápido pasa el tiempo, ha pasado ya un año volando y ya llegamos otra vez al National Bundt Cake Day, un día muy dulce para celebrar, lo mismo que un “no-cumpleaños” al más puro estilo de Lewis Carroll en Alicia en el país de las maravillas.

Este año puedo celebrar además que he aprendido alguna cosa de un mundo que para mí es desconocido hasta ahora: La cerveza. Confieso que no me gusta demasiado, pero quizás sea debido a mi propia ignorancia, porque que la cerveza es todo un mundo del que sólo conozco una pequeña parte.Hace un tiempo descubrí que la cerveza se usa en repostería y que aporta matices de sabor muy interesantes a las masas horneadas. En concreto, para la receta que compartimos hoy he utilizado cerveza tipo Pale Ale.

Busqué consejo a varios expertos sobre qué marca elegir, entre ellos, Jaime de la Cervecería Alt Berlín y David de Cervezorium, quién me explicó que esta variedad de cerveza surgió de la necesidad de enviar cerveza en barco a los militares británicos afincados en las Colonias indias a finales del siglo XVIII y XIX. Con el fin de que la cerveza pudiese aguantar un trayecto tan largo, se le añadía lúpulo, una planta con un efecto antibiótico como agente estabilizador. Con el tiempo, los maestros cerveceros descubrieron que durante el viaje en barco se producía un proceso de envejecimiento y el lúpulo, con sabor amargo, confería a la cerveza un contrapunto al dulzor de la malta. Finalmente, siguiendo su consejo me decanté por una variedad artesana escocesa, la Dead Pony Club de BrewDog, que está inspirada en la Pale Ale americana de la costa del Pacífico, con intensos toques de aroma cítricos, florales y de frutas tropicales. Perfecto para combinar con este bundt cake de piña caramelizada. Sigue leyendo

Pollo al refresco de Cola. Para todos.


Pollo al refresco de Cola.

Pollo al refresco de Cola.

La chispa de la vida está perdiendo gas en los últimos tiempos. La compañía Coca Cola que nos ha acompañado con campañas de marketing con maravillosos mensajes positivos y de esperanza ante la situación económica actual, parece que se suma al carro de las reestructuraciones de plantilla vía ERE y los consiguientes cierres de cuatro de sus plantas embotelladoras. 1.300 puestos de trabajo están en peligro. De hecho, los trabajadores están en pie, luchando por sus puestos de trabajo y no dejo de recordar el caso que tuvimos hace menos de un año en Aragón, con la fábrica de Huesitos en Ateca, y cómo la presión social que vino de todo el país ayudó a encontrar una solución viable que evitó el cierre y los despidos. Valga mi granito de arena esta vez para apoyar que estas familias puedan seguir destapando la felicidad por muchos años. Mientras tanto, usaremos refresco de cola en esta receta.

Esta receta, tan típicamente americana, tiene muy gratos recuerdos para mí. Hace años, cuando todavía era una estudiante de EGB, en Zaragoza había una base militar americana, un trocito de USA que para los españoles era prácticamente infranqueable. La suerte hizo que mi madre encontrara a una amiga de su infancia nicaragüense, Esbelta Colls, que vivía por aquellos años con su esposo y sus hijas en la base. Enseguida se pusieron al día con sus vidas y así descubrió Esbelta que yo despuntaba en inglés y que deseaba mucho poder practicar con ellos. Así que me invitaron a pasar unas vacaciones en su casa. Pasé quince días maravillosos en los que conviví con la familia y tuve experiencias que no olvidaré, desde tocar por primera vez una Enciclopedia Britannica o aprender a jugar en inglés con las niñas, hasta probar por primera vez un cake de fondant en un cumpleaños… y el pollo a la Coca Cola, por supuesto. ¡Vaya vacaciones! Sigue leyendo

Chutney de peras con jengibre y azafrán


Chutney de peras con jengibre y azafrán.

Chutney de peras con jengibre y azafrán.

Aquellos de vosotros que hayáis vivido o estado en Reino Unido seguro que conocéis esta salsa de origen hindú. Se pronuncia “chatni”,que en hindi significa aplastar, y define a numerosos tipos de mermelada/salsa agridulce de frutas y especias. Es perfecta para acompañar carnes, aves y curry. Pero desde que mi cuñada Nuria me enseñó a comerla sobre una lasca de cheddar curado, yo no pienso en otra cosa. ¡Venga, vamos a ponernos el delantal y a cocinar! Sigue leyendo

Coconut tea bundt cake


Coconut tea cake.

Coconut tea cake.

La primera vez que hice este bundt cake fue un verdadero éxito… y ¡también el milagro de los panes y los peces! Nos invitaron el pasado diciembre a la III Garbanzada Popular que se celebra cada año en Balconchán, un pequeño pueblecito en la comarca de Daroca que apenas tiene 15 habitantes con el calor de una gran familia más que una simple vecindad. Yo quería llevar un detalle a la comida y se me ocurrió hacer este bizcocho con sabor a Caribe, para sorprender con algo totalmente diferente y porque además era una de las recetas con más raciones que encontré, ya que se esperaba que nos reuniéramos algo más de 30 personas. Les encantó, os lo aseguro. Lo repartimos entre todos, conseguí que todo el mundo tuviera su trocito de cake y les gustó mucho. ¡Fue un día fantástico! El aroma que desprende este bundt cake de vainilla, coco y ron son insuperables. Es un cake perfecto para degustar con una buena taza de té calentito.

Coco, vainilla y ron. Caribe.

Coco, vainilla y ron. Caribe.

Sigue leyendo

Yogur de piña colada


Yogur de piña colada.

Yogur de piña colada.

Hace unos días hice yogur de coco casero, como ya os conté. Esos días tenía una cena familiar y quería aprovecharlos para que mis invitados pudiesen probarlos en un formato diferente que el formato de vasito de yogur. No hizo falta darle muchas vueltas a la cabeza porque para mí, el coco está casado con la piña y forman una familia ejemplar con la guinda confitada. Estamos hablando de la mítica piña colada que me trae tantos recuerdos de Puerto Rico y mi viaje de novios caribeño. Ya me contaréis si os gusta la idea. Sigue leyendo