Estofado escocés en slow cooker


Estofado escocés de ternera en slow cooker

Estofado escocés de ternera en slow cooker

¡Lo confieso, me he enamorado de nuevo! Y no es porque estemos cerquita de San Valentín, es que he encontrado una técnica de cocina que me ha vuelto loca. La cocción a baja temperatura.  Ya os lo anunciaba en la anterior entrada de Pulled pork, que la cocción lenta a baja temperatura consigue maravillas en cuanto a conservación de propiedades de los alimentos, texturas y jugosidad.  La madre de todas las cocciones lentas es el puchero de las abuelas, que, como el amor forjado a fuego lento, saca lo mejor de nosotros. Sigue leyendo

Anuncios

Pad Thai


Pad Thai

Pad Thai

Vuelvo a publicar esta receta con un estreno en Mermelaura.  Nos estrenamos en el blog con la edición en vídeos y nuestro recién nacido canal de YouTube. Estoy muy contenta de haberme atrevido con este paso porque me permitirá que me conozcáis mucho más de lo que nos conocemos hasta ahora. Espero que disfrutéis del vídeo y de la receta Sigue leyendo

Pulled pork sándwich


Pulled pork sándwich.

Pulled pork sándwich.

Después de una navidad algo complicada, ¡Qué ganas tenía de pasar unos días con mis amigos! Lo hemos pasado fenomenal todos juntos este fin de semana en la casa de Virginia en Balconchán, ese pequeño pueblo cerca de Daroca del que ya os he hablado algunas veces. El sábado, para comenzar nos fuimos todos con nuestros perros a disfrutar de una “pulpada” popular para celebrar San Antón y el domingo, día de relax con paseo a la Laguna de Gallocanta incluido. Por último, hicimos una comida tipo potluck como nos gusta a nosotros, en la que cada uno aporta un plato de su cosecha y así todos disfrutamos y evitamos que cargue con todo el trabajo el anfitrión. Para esta ocasión, se me antojó hacer una receta que llevaba largamente deseando hacer, la famosísima receta texana de cerdo asado a baja temperatura, o pulled pork. Sigue leyendo

Kétchup de plátano


Kétchup de plátano

Kétchup de plátano

¡Cómo molan las vacaciones con los niños en casa! Tenemos todo el tiempo del mundo para disfrutarlos y hacer miles de cosas con ellos. En estos días en los que todas las comidas son formales y “de mayores” podemos aprovechar para hacer una comida divertida que además rinde un montón y podrás conservar para muchos meses. Yo no conozco ningún niño al que no le guste el kétchup, pero seguro que lo hay, así que, ¿por qué no probamos con esta salsa alternativa?  Sigue leyendo

Arroz negro


Arroz negro

Arroz negro

Silencio. Es todo lo que me ha salido este tiempo cuando me ponía a escribir. Es una sensación extraña cuando tienes mil temas rodando en la cabeza, quieres expresar cosas y no salen. Pero me he propuesto que el fundido en negro se acabe hoy y volver a retomar mi rutina de contactar con vosotros a través de estas líneas, que os echo mucho de menos. Sigue leyendo

Pasta con anchoas y albahaca


Pasta con anchoas y albahaca

Pasta con anchoas y albahaca

A mi amiga Rosa no le gustaba nada la pasta, por increíble que pudiera parecer. Este verano, sin embargo descubrimos que parecía ser que lo que no le gustaba de ella era la textura y probablemente el modo “sota, caballo y rey” de algunas recetas.  Hicimos una prueba de fe y le cociné esta receta que yo aprendí en Robin Food.   David de Jorge es un gran chef que tiene la habilidad de que en la cocina todo parezca facilísimo a los cocineros “de a pie”. Me gusta el programa porque aparte de las recetas clásicas bordadas que nos presenta, aprendemos que se puede cocinar nuevas recetas con los ingredientes cotidianos y darle un aire muy creativo a nuestro recetario. ¿Pan con pan? ¿Pero, eso no era comida de tontos? Pues no, es de listos, porque con esta salsa de anchoas y albahaca está de quitar el sentido. Sigue leyendo

Sandwich Vikingo


Sandwich Vikingo.

Sandwich Vikingo.

Hay recetas que son todo un hallazgo y esta es un buen ejemplo. Hace unos años, se puso de moda en mi pandilla jugar en equipo al trivial en un pub los “juernes“. Normalmente la consigna era llegar al pub después de cenar en casa, que ya había comenzado la crisis, pero ese día no lo hice así, tenía muchos recados que hacer y llegué justa, pero sin cenar. Tras la partida, que no ganamos, por cierto, nos fuimos a buscar un sitio para reponer fuerzas. A esas horas, como no había mucho local abierto, entramos en el primero que vimos, sin más. ¡Qué paradoja!, jamás hubiera entrado a ese bar por preferencia, me llaman la atención los bares con una imagen cuidada y una historia que contar en su carta, pero eso es lo bueno de los tesoros, que a veces, los encuentras escondidos donde menos lo esperas. Sigue leyendo