Mug cake On-the-go


Preparado casero para mug cake.

Preparado casero para mug cake.

Este pastel en una taza no necesita ya mucha presentación, hay miles de recetas circulando por la red.  La idea de un mug cake es disfrutar de un pastel cuando no tenemos tiempo o muchas ganas de ponernos a hacer un pastel con el tiempo y la de cacharros que se manchan.  O sea, es un “¡lo quiero y lo quiero ya!”.  Vi esta receta hace pocos días en un precioso blog que sigo que se llama Manzana y Canela y la verdad es que me llamó la atención el hecho de que fuese un preparado como los comerciales y que no precisase huevo (francamente, un huevo para una ración de pastel me parece excesivo).  Siendo un preparado, no sólo nos facilita la vida a la hora de la preparación del pastel, ya que no hay que ponerse a sacar, ni a pesar ingredientes, sino que nos facilita enormemente el hacerlo portable.  Mucha gente tiene necesidad de tomar un snack en algún momento del día y puede que (si estás en una oficina fuera de la ciudad, como yo) no tengas muchas alternativas para encontrar un alimento sano si no lo tienes a mano.  Así que tener este preparado casero y sano reservado, puede ayudarnos con la energía necesaria para superar una mañana o una tarde duras.  ¡Isabel, esta receta va por ti, mi compañera y seguidora más especial!

Como os digo, si  bien la receta de Montes me encantó, tenía que hacerle algunas modificaciones para transformarla en un verdadero snack “para llevar” y también para adaptarla a mi gusto (no me gusta tanto el chocolate negro).  Le he añadido leche en polvo para que sólo haga falta añadir agua y dos cucharaditas de aceite (un poquito del que te sobre de aliñar la ensalada de tu tupper). Hoy día, en casi todas las oficinas hay un microondas, así que, no renunciemos a un capricho dulce, nos ayudará a mantenernos más despiertos y concentrarnos más en esos ratos difíciles.  Además, la preparación no puede ser más fácil, en un minuto lo tendrás listo.  ¡Ah, se me olvidaba, si puedes, usa una cuchara de medida estándar. Sigue leyendo

Anuncios

Perlas del Japón con leche de coco.


Perlas del Japón con leche de coco.

Perlas del Japón con leche de coco.

Perlas del Japón se llaman en Francia, ¡Qué nombre tan exquisito y sofisticado!, ¿verdad? Pues aquí en España es tapioca de toda la vida. Este alimento se puso de moda cuando yo vine a España, un poco antes de los años 80. Recuerdo las panzadas de tapioca con leche (porque en sopa no me gustaba) que me daba con mi hermano en nuestra casa del barrio de Las Fuentes.  Después, no recuerdo cómo, dejamos de comerla. Hasta hoy. De vez en cuando, tengo la oportunidad de pasearme por los supermercados de la frontera de Francia y me gusta ojear un poco lo que se cuece en sus fogones. Me quedé enamorada del nombre de este producto y lo compré sin saber muy bien lo que era. Ya en España, gracias a Google, me enteré que era mi tapioca de siempre.

La tapioca, que es la fécula de la yuca, tiene buenas propiedades nutricionales, ya que es muy digestible, no contiene gluten, por lo que es apta para celíacos, y los hidratos de carbono complejos que contiene aportan un extra de energía perfecto para runners, por ejemplo.  La tapioca es una fuente de vitaminas B, calcio, fósforo y potasio.

Antes de cocinar, la tapioca se presenta en pequeñas bolitas blancas, como perlas y no tiene prácticamente sabor. Durante la cocción, las bolitas absorben mucho líquido y liberan su poder espesante. Su aspecto se transforma, ya que aumentan varias veces su tamaño inicial y se vuelven transparentes.  Son entonces como pequeños contenedores de sabor, por eso es importante que el líquido en que se cuezan sea rico en sabores.  Como curiosidad, os comentaré que en los países asiáticos preparan una bebida de té frío con bolitas de tapioca de colores que llaman bubble tea. ¿Lo conocéis? Sigue leyendo

Gamonéu del Puertu con mousse de avellanas


Gamonéu del Puertu con mousse de avellanas

Gamonéu del Puertu con mousse de avellanas

Muchas veces, cuando preparo nuevas recetas para compartir con vosotros, me inspiro en el trabajo de otros cocineros que, para mí son verdaderos maestros. Dicen que a cocinar se aprende con la práctica y hay que practicar siguiendo la estela de los que ya tienen experiencia en este arte. Yo, opino lo mismo, pero a veces me asalta la duda de si estoy abusando de este recurso y cayendo en el plagio. Nada más lejos de mi intención. Estaba yo, hace unos días debatiéndome en este mar de dudas por la receta que hoy os presento y que está inspirada en el libro Recetas y Momentos de Susana Perez y Jesús Cerezo del blog Webos Fritos, cuando me sacó de la duda de un plumazo el el humanista Juan Adriansens que participaba en El Gabinete, una entretenida tertulia dentro del programa de Julia en la Onda que trababa precisamente de este tema. En su intervención, Juan Adriansens, del que no mucha gente conoce su faceta como pintor hiperrealista fruto de su aprendizaje en la Academia de Bellas junto a Antonio López, defendió que en el arte no se condena el plagio, las obras clásicas sirven de modelo en la búsqueda de los artistas de encontrar la perfección. Dio muchos ejemplos, desde la arquitectura griega, a la literatura decimonónica, pasando por la pintura barroca de Rubens y Tiziano. Un clásico es una obra que merece ser copada. Genial me pareció esta perspectiva y su extrapolación a la gastronomía hace que en mi humilde caso, justifique mi afán de aprendizaje reproduciendo platos de maestros. Desde Escoffier a Susana Pérez, vaya aquí mi homenaje a los maestros de la cocina que inspiran mi cocina. Quizás, algún día, yo misma sirva de inspiración a cocineros venideros.

¡Ah! No me olvido, el Gamonéu del Puertu me lo trajo de regalo mi madre de sus vacaciones en Asturias y le prometí que haría una buena receta sin cocinar el queso, ya que ella opina que este queso como mejor se degusta es en su estado natural. Sigue leyendo

Bundt Cake de Pale Ale y piña caramelizada


Bundt cake de pale ale y piña caramelizada.

Bundt cake de pale ale y piña caramelizada.

Hay que ver qué rápido pasa el tiempo, ha pasado ya un año volando y ya llegamos otra vez al National Bundt Cake Day, un día muy dulce para celebrar, lo mismo que un “no-cumpleaños” al más puro estilo de Lewis Carroll en Alicia en el país de las maravillas.

Este año puedo celebrar además que he aprendido alguna cosa de un mundo que para mí es desconocido hasta ahora: La cerveza. Confieso que no me gusta demasiado, pero quizás sea debido a mi propia ignorancia, porque que la cerveza es todo un mundo del que sólo conozco una pequeña parte.Hace un tiempo descubrí que la cerveza se usa en repostería y que aporta matices de sabor muy interesantes a las masas horneadas. En concreto, para la receta que compartimos hoy he utilizado cerveza tipo Pale Ale.

Busqué consejo a varios expertos sobre qué marca elegir, entre ellos, Jaime de la Cervecería Alt Berlín y David de Cervezorium, quién me explicó que esta variedad de cerveza surgió de la necesidad de enviar cerveza en barco a los militares británicos afincados en las Colonias indias a finales del siglo XVIII y XIX. Con el fin de que la cerveza pudiese aguantar un trayecto tan largo, se le añadía lúpulo, una planta con un efecto antibiótico como agente estabilizador. Con el tiempo, los maestros cerveceros descubrieron que durante el viaje en barco se producía un proceso de envejecimiento y el lúpulo, con sabor amargo, confería a la cerveza un contrapunto al dulzor de la malta. Finalmente, siguiendo su consejo me decanté por una variedad artesana escocesa, la Dead Pony Club de BrewDog, que está inspirada en la Pale Ale americana de la costa del Pacífico, con intensos toques de aroma cítricos, florales y de frutas tropicales. Perfecto para combinar con este bundt cake de piña caramelizada. Sigue leyendo

¿Rosco o Trato? Interpretando Halloween


¿Rosco o Trato?

¿Rosco o Trato?

Hace unos días, mi amigo Jaime Tecota, afincado en Marbella, publicó un mensaje de estos virales que corren por Facebook y que me resultó muy divertido: “Que celebremos Halloween es como si en Wisconsin bajasen de romería por el río Mississippi al Cristo de los Faroles” Es verdad que esta fiesta es importada e impuesta por el afán consumista que nos invade. Días después, comentando con mi amiga Yolanda, madre de una niña de 3 años, nos preguntaba si conocíamos algo más español que estar de jolgorio y festejar todo lo que sea susceptible de ser celebrado. Otra buena reflexión. A mí , que por mi parte llevaba días dando vueltas a este postre en la cabeza, al juntar estos dos pensamientos fue como si un puzle de pronto encajara en mi cabeza. Mi receta ya tenía un significado: celebremos la fiesta americana, pero vamos a darle un “spanish twist” a modo de interpretación culinaria. ¡Uff!, reconozco que me encantan estas cosas.

También está el hecho de que algunos lectores con niños pequeños me habéis preguntado por algún plato que se pueda llevar cómodamente a la guardería o al cole para sus celebraciones y se me ocurrió que éste es muy vistoso y se lleva en una sola pieza. Yo, de hecho, la llevé a la oficina ayer y no quedaron ni las migas.

La receta de hoy va a ser fácil de relatar, ya que usaremos la receta de Roscón de Reyes que ya conocéis con un poco de tunning de terror, ¡Haaahaahah! Sigue leyendo

Yogur de arroz con leche asturiano con coulis de manzana asada.


Yogur de arroz con leche con coulis de manzana asada.

Yogur de arroz con leche con coulis de manzana asada.

… Y la segunda entrega de hoy. Vamos a compartir una receta de aprovechamiento que no sé si es incluso mejor que la anterior. Seguimos nadando en la gastronomía asturiana con una interpretación de la receta tradicional con la que vamos a reciclar el sobrante de nuestra preparación anterior de manzanas asadas rellenas.

Ya os conté que en casa hacemos los yogures caseros un par de veces por semana y, a pesar de que el yogur natural sin más nos encanta, poco a poco vamos descubriendo nuevas formas de incorporarlo en nuestro recetario con propuestas divertidas. No dejéis de hacer esta receta de yogur repostera, es realmente impresionante. ¿Y la pinta? ¡No me digáis que no son monísimos! Sigue leyendo

Manzana asada rellena de arroz con leche asturiano.


Manzana asada rellena de arroz con leche asturiano.

Manzana asada rellena de arroz con leche asturiano.

Nos vamos a Asturias con todos los sentidos. ¿Te vienes? La cocina asturiana es una de mis favoritas de la gastronomía española. La base, unos ingredientes tradicionales de excelente calidad, se une a una elaboración cuidada y sin prisas que asegura un resultado en el que el sabor es el protagonista absoluto.

La receta que os traigo hoy es un dos por uno por partida doble. Este postre es la conjunción de dos de los postres más emblemáticos de la cocina asturiana, las manzanas asadas y el arroz con leche. Los ingredientes de esta receta son muy cotidianos, todos tenemos en casa manzanas, leche, arroz o canela. Vamos a agradar el paladar de los más sanos con una deliciosa manzana plena de propiedades nutricionales y a los más golosos con un cremoso arroz con leche. Un perfecto equilibrio de fibra, proteínas e hidratos de carbono. ¿Se puede pedir más?

Sí, se puede, porque también aprovecharemos el excedente de ingredientes para darle una segunda lectura a este postre. Así que hoy, tendremos dos entregas, como en las première de las series de televisión. Sigue leyendo